Opinión: Dos cartas, una causa ¿Cuántas oposiciones?

Es evidente la importancia que tiene la solicitud de renuncia del actual ministro Andrés Chadwick por el caso del asesinato del comunero Camilo Catrillanca a manos de algunos ex funcionarios de Carabineros. También será fundamental la acusación constitucional por las responsabilidades institucionales y políticas, sobre todo, tras descubrir los intentos de ocultar los hechos desde un principio por parte de las autoridades.

Es evidente la crisis del gobierno cuando aún no cumplen el primer año de mandato. La crisis es bastante profunda y Sebastián Piñera resulta incapaz de resolver los problemas de fondo. Sin considerar las nuevas problemáticas que semana tras semana aparecen y vuelven a socavar la agenda del gobierno de derecha.

Hasta ahora, el gobierno en cierta medida no ha podido cumplir ni siquiera con el 10% de su programa: tanto por su pésima presentación como también por la incapacidad de sus personeros de concretar los procesos. Esto nos indica solo una cosa: que el proyecto de los “tiempos mejores” fue un proyecto fracasado desde antes que se implementara y hoy se observan los estragos y sus dificultades.

Pero, más allá de la crisis temprana del gobierno de derecha, las fuerzas de oposición tienen una y tan solo una tarea que por muy fácil o difícil que sea se debe cumplir: unir a todas las fuerzas opositoras dentro de todo el espectro sociopolítico de nuestro país. Hoy, 8 de enero del 2019 dos grupos determinados de parlamentarios y líderes políticos de oposición concurrieron al palacio de la monera para solicitar lo que al inicio de esta columna mencionamos. Pero existe una señal: dos grupos; dos cartas para una misma causa ¿Qué se muestra con esto?, Simple: dos oposiciones y es aquí donde entra la mayor preocupación.

Ya llevamos casi un año completo (sin considerar las pasadas elecciones presidenciales) donde las fuerzas opositoras en muchas instancias se han encontrado a debatir, a pesar, a confluir y a compartir, y en todas estas instancias todos, absolutamente todos, concluyen con una sola señal: debemos unir a la oposición. ¿pero qué señales claras y concretas hemos dado si aún siguen concurriendo dos grupos por separado a solicitar la renuncia del Panzer de la derecha? ¿Cuándo comenzaremos efectivamente a levantar los hitos que unan a la oposición? ¿Qué nos hace falta? Preguntas que quizás muchos militantes y ciudadanos nos hacemos sabiendo que hoy en día tenemos todas las condiciones para hacerlo.

La ciudadanía en todo momento pide una sola cosa: unidad de las fuerzas opositoras. Nos exigen solo hacer el esfuerzo de ser claros en como confrontaremos a la derecha neoliberal conservadora y a la extrema derecha fascista que hoy peligrosamente ha resurgido. Nuestro país necesita concreta y visiblemente la unidad de la izquierda (izquierda y centro izquierda): la unidad de todas las fuerzas opositoras. Y aún nosotros seguimos parcelados, desunidos y mas en los procesos dolorosos como lo sucedido con el comunero mapuche.

¿Qué se debió hacer? Juntos concurrir a la moneda a entregar la carta para solicitar la renuncia al ministro del interior. Mostrar que en procesos tan dolorosos como lo sucedido en la Araucanía y otros más somo una sola oposición y que nuestros esfuerzos políticos serán siempre en evitar que la derecha siga socavando las condiciones de vida de la ciudadanía y más allá de procesos electorales, debemos construir un proyecto país que nos haga salir positivamente de la delicada desigualdad que hoy impera gracias al neoliberalismo aún gobernante. ¡Es mi humilde opinión!

Por Pablo Silva Cornú

X